dog-1310545_1920

Uso del aire acondicionado en casas con perros.

El aire acondicionado se convierte en verano en esa herramienta imprescindible en muchos hogares.

Se podría decir incluso que los perros lo pasan peor que nosotros cuando el calor aprieta, por lo que es primordial que intentemos proteger a nuestra mascota con diferentes alternativas y tomemos las precauciones necesarias para evitar consecuencias mayores como un golpe de calor.

Es habitual que nuestro perro mantenga su nariz y hocico húmedo, pero los cambios bruscos de temperatura resultarán perjudiciales para su bienestar, por lo que tanto el aire acondicionado como el ventilador deben usarse con moderación. Además, una corriente de aire extremo prolongada puede provocar en estos animales que su sistema respiratorio se reseque y aumentar al mismo tiempo su estrés y ansiedad.

Los perros, al igual que un humano, notan los cambios bruscos en el ambiente y pueden llegar a enfermar. Un aspecto importante al usar el aire acondicionado, será el de la edad de nuestra mascota, o si cuenta con patologías previas que puedan agravarse si nos excedemos en el uso de la refrigeración del hogar.

Efectos adversos en cachorros.

En cachorro de menos de un año podría tener consecuencias más graves que en perros adultos. Dado que su sistema inmunitario no está completamente desarrollado, y esto los vuelve propensos a sufrir tos, pulmonía o catarro.

Para evitar males mayores, es necesario evitar el aire acondicionado como norma general. Una buena opción es abrir las ventanas de nuestro hogar. Esto será suficiente para generar un flujo de aire que refresque toda la estancia.

Si para ti es imprescindible el uso del aire acondicionado, evita exponer a tu cachorro al flujo directo de aire. De esta manera, evitarás cambios bruscos que puedan incidir de manera perjudicial en su salud. Y recuerda, la temperatura ideal en un hogar no debe ser inferior a 24ºC.

Los perros ancianos son grupo de riesgo.

Una enfermedad recurrente en perros que superan los ocho años de edad es la obesidad. Creando un factor extra de riesgo, por lo que el uso del aire acondicionado ha de ser limitado.

En perro ancianos, los cambios bruscos de temperatura pueden incidir directamente en el estado de sus articulaciones. Si tu mascota ya sufre este tipo de males, el aire acondicionado podría aumentar sus síntomas, reduciendo gradualmente su movilidad. Debemos recordar que los perros ancianos no tienen la misma capacidad que los jóvenes para regular su temperatura corporal, no están tan capacitados para soportar cambios bruscos de temperatura.

dog-705820_1920

Otras maneras de mantener fresco a tu mascota.

– Cambia su agua con regularidad y mantelo en un área de sombra.

– Corta su pelo de manera adecuada. Cortar demasiado su pelo no ayudará al objetivo y es perjudicial para su bienestar.

– Ventila la casa a primera y última hora del día. Esto ayudará a mantener una temperatura más agradable durante las horas centrales del día.

– Incorporar en su dieta alimentos frescos tales como frutas y verduras, u otros que contengan menos calorías.

– Sal de paseo en las horas que no predomine el calor.

Mantener a tu perro sano y feliz es una de nuestras prioridades. Usa el aire acondicionado de forma adecuada para refrescarlo, y asegúrate de disponer de otras alternativas como las que te hemos presentado.

Para mantener la salud optima de tu mascota. Contacta a Tu Centro Veterinario Faunia. 925 77 22 26 URGENCIAS 24 Horas: 637 287 831 / 619 344 349.

Posted in Uncategorized.