¿Tiene tu perro demencia?

demencia

Sí, los perros pueden padecer demencia, al igual que los humanos, conoce qué puede reducir las posibilidades.

Al igual que los humanos, los perros pueden sufrir todo tipo de enfermedades, aunque nos puedan parecer muy alejadas para nuestros canes. Por ello, los perros también pueden padecer demencia, aunque a menudo es difícil de detectar.

Así pues, esto se ha podido demostrar gracias a un estudio realizado a 15.000 perros que ha demostrado lo común que es la demencia en perros a partir de los diez años de edad.

Por ello, hemos querido hablar sobre esta enfermedad para conocerla un poco más y poder reaccionar si notas alguno de estos cambios. No obstante, como siempre aconsejo, lo importante es acudir a tu veterinario si notas cualquier cosa extraña o preocupante en tu mascota.

¿Qué es la demencia canina?

La demencia canina o disfunción cognitiva canina es similar a la enfermedad de Alzheimer en los humanos. Es decir, una enfermedad cerebral progresiva que conlleva cambios conductuales y cognitivos, entre otros. Generalmente se observa en perros de más de ocho años, pero puede darse en los de tan sólo seis. El problema para detectarlo es que la mayoría de dueños creen que los problemas que atraviesa su perro a partir de esta edad es lo normal cuando envejecen. No obstante, muchos de estos cambios no tienen que ver con la vejez, propiamente dicha, sino con enfermedades como esta, la demencia canina. Este es el motivo por el que muchos perros no están diagnosticados y no se conoce la cifra real de los que podrían sufrir esta enfermedad.

Por otro lado, los veterinarios también pueden tener dificultades para diagnosticarlo. Puesto que no existe una prueba precisa y no invasiva para detectarlo. Y, al igual que los humanos, los perros mayores suelen tener otros problemas de salud que pueden complicar el diagnóstico.

¿Cómo puedo saber si mi perro tiene demencia?

En primer lugar, como te he comentado, no hay una forma sencilla de saberlo, Puesto que no existe una prueba una prueba sencilla y obtienes el resultado. Sin embargo, hay diferentes signos que puedes observar y con los que al veterinario le serán más sencillo diagnosticar cualquier enfermedad

En primer lugar, los perros con demencia a menudo pueden perderse en su propio patio o casa. De hecho, pueden quedarse atrapados detrás de los muebles o en las esquinas de la habitación. Esto se debe a que olvidan que tienen marcha atrás. O caminan hacia el lado de las bisagras de una puerta cuando intentan pasar.

Las interacciones de los perros con las personas y otras mascotas pueden cambiar. Puede que busquen menos o más afecto de sus dueños que antes, o que empiecen a ser malhumorados con el otro perro de la casa cuando antes se llevaban bien. Incluso pueden olvidar caras que han conocido toda la vida. Es decir, hay que vigilar los cambios de comportamiento, sea bueno o malo.

También tienden a dormir más durante el día y a estar más despiertos por la noche. Además, también suelen pasearse, quejarse o ladrar sin un motivo aparente. El consuelo no suele calmarles y, aunque se interrumpa su comportamiento, suele reanudarse con bastante rapidez.

A veces, cuidar de un perro senior con demencia es como volver a tener un cachorro. Ya que pueden empezar a hacer sus necesidades dentro de casa aunque estén entrenados. También les resulta difícil recordar algunos de los comportamientos básicos que han conocido durante toda su vida y les resulta aún más difícil aprender otros nuevos.

Así pues, sus niveles de actividad general también pueden cambiar, desde pasear todo el día por la casa o el patio sin parar, hasta apenas levantarse de la cama.

Por último, también puedes notar un mayor nivel de ansiedad. Es posible que tu perro ya no soporte quedarse solo, por lo que será normal que te siga de una habitación a otra o que se asuste fácilmente por cosas que antes no le molestaban.

¿Qué hacer si mi perro lo tiene?

Cuando ya le han diagnosticado esta enfermedad, lo más probable es que tu veterinario te aconseje cómo cuidarle. Además, también puede recetarle medicación. Puesto que hay algunos medicamentos que pueden ayudar a reducir los signos de la demencia canina para mejorar la calidad de vida y hacer más fácil su cuidado. Así que, si crees que tu perro está afectado, lo mejor es que consultes a tu veterinario el mejor tratamiento para tu mascota. consulte a su veterinario.

Así pues, hay algunos estudios activos actualmente que sugieren que una forma de prevenir que tu perro sufra demencia es a través del ejercicio y el adiestramiento. Aunque todavía no se ha podido demostrar.