Problemas que puede tener tu perro si tiene mal aliento (halitosis)

mal aliento

El mal aliento parece que es algo típico de los perros, pero en realidad puede significar que sufran alguna enfermedad.

El hecho de que los perros tengan mal aliento parece ser algo que no a mucha gente le alarma. Es decir, lo ven como algo habitual y típico de los perros que no debe ser tratado. Pero nada más lejos de la realidad, puesto que el mal aliento puede ser un síntoma de un problema que tenga.

Así pues, el mal aliento en los perros, también conocido por el término médico halitosis, suele ser el resultado de una acumulación de sarro y placa que se convierte en una enfermedad periodontal. Además, ciertas razas caninas con caras planas y narices cortas, conocidas como tipos de perros «braquicéfalos», parecen ser más susceptibles de desarrollar halitosis.

Por tanto, si ves o, mejor dicho, hueles que tu perro podría estar sufriendo halitosis o mal aliento, debes actuar. En primer lugar, debes consultar a tu veterinario para que le haga un diagnóstico y un tratamiento adecuado. Esto sería lo más importante, puesto que, aunque creas que es normal, lo mejor es que te lo asegure un veterinario. Sin embargo, a continuación, te vamos a mostrar los síntomas, las causas y los tratamientos del mal aliento en los perros. El fin sería que te conciencies de esta situación y puedas ayudar a tu perro si le ocurre.

Los síntomas del mal aliento en los perros

Por lo general, puedes detectar el mal aliento en los perros un olor apestoso, que poco tiene que ver con el aliento real. Por tanto, los síntomas que se unen a este olor son:

  • Babea mucho, a veces incluso con sangre.
  • Pérdida de apetito y desarrollo de anorexia.
  • Tocarse mucho con las patas en la zona cercana al morro como si le doliera.
  • Dientes que parecen estar sueltos.

Causas comunes del mal aliento en los perros

El mal aliento en los perros suele deberse a la enfermedad periodontal, especialmente a la acumulación de placa y sarro. Sin embargo, hay otros problemas que también pueden motivar este mal aliento.

  • Diabetes
  • Sinusitis (senos paranasales inflamados)
  • Rinitis (inflamación de las fosas nasales)
  • Problemas gastrointestinales
  • Comer basura

En casos más raros, algún tipo de traumatismo también se ha relacionado con la causa de la halitosis en los perros.

En cuanto a las razas de perro específicas, los perros braquicéfalos suelen tener una mayor predisposición a desarrollar halitosis. Algunos de los más comunes de estas razas de perros incluyen Boston Terriers, Pugs, y el pequinés.

Tratamientos para el mal aliento en los perros

Si comienzas a oler que tu perro ha desarrollado mal aliento, lo mejor es que lo lleves al veterinario. Así, tu veterinario podrá llevar a cabo un examen adecuado de su boca y sus dientes. Además, puede realizarle, si así lo considera, una radiografía para averiguar la causa fundamental de los problemas periodontales de tu mascota.

Así pues, en cuanto al tratamiento, el punto de partida suele ser una limpieza a fondo de los dientes. Por lo que deberá realizarlo el veterinario, al igual que pulirle los dientes. En los casos en los que los dientes estén dañados o podridos, es posible que el veterinario tenga que extraer algunos dientes. Por el contrario, si el problema se debe a una hemorragia en la boca, el veterinario puede sugerir una medicación. Como siempre, si el veterinario prescribe a tu perro algún medicamento, es vital que sigas las instrucciones precisas de dosis y frecuencia y que completes el tratamiento completo de la medicación.

En general, lo mejor es intentar reducir las posibilidades de que tu perro desarrolle halitosis manteniendo una rutina adecuada de cuidado y limpieza dental en casa. El veterinario puede aconsejarle sobre los productos seguros y adecuados que puedes utilizar y sugerirte un programa de limpieza regular.

Además, trata de evitar que tu perro tenga acceso al cubo de la basura, donde podría picar a escondidas alimentos apestosos y podridos.