¿Primera vez que le cortas las uñas a tu cachorro?

Cortarle las uñas a tu cachorro es un trabajo que puede resultar intimidante, pero es una parte imprescindible de su cuidado. Si se las cortas demasiado le puedes ocasionar problemas, pero también es normal cuando es un cachorro y no está acostumbrado porque se moverá mucho.

Si sangra, lo primero es mantener la calma, porque esto se transmitirá al cachorro y no tendrás que ir corriendo por toda la casa detrás de un rastro de sangre. Lo primero que debes recordar después de cortar la uña de su cachorro demasiado corta es mantener la calma. Si solo has cortado la uña, la sangre que aparezca no será mucha, pero si has cortado más abajo es posible que veas mucha sangre. Al tener un vaso sanguíneo en la uña, es normal que parezca peor de lo que es, ya que la mayoría de los cortes son menores y pueden tratarse en casa. No obstante, si ves que el sangrado no para, debes ir al veterinario.

A continuación, te vamos a mostrar una serie de consejos para que sepas lo que debes hacer en estos casos.

1. Hacer presión

Aplica presión en la punta para detener el sangrado o sumerge la uña en la maicena o en polvo hemostático. Si sangra la uña, mantén al perro quieto y tranquilo para que la uña no se dañe más ni se lastime al caminar o correr.

2. ¿Lo más rápido? Polvo astringente

Este polvo coagulante sería la forma más rápida de detener el sangrado de la uña de un perro. Este polvo tiene benzocaína, que además, funciona como un anestésico tópico para ayudar a aliviar el dolor. Y, por supuesto tiene Subsulfato Férrico que ayuda a detener el sangrado. La unión de estos dos elementos hace que sea fácil, rápido y eficaz

3. Polvo estíptico

Hay tres formas de aplicar este polvo para aliviar a tu perro:

Sumergir

1. Aplicar presión suave pero firme sobre la uña con una toalla limpia

2. Sumerge la uña de tu cachorro directamente en el polvo o echa un poco por encima

Con aplicador

1. Moja un bastoncillo en el polvo.

2. Aplica presión con el bastoncillo sobre la uña del cachorro hasta que deje de sangrar.

Con los dedos

1. Moja tus dedos en el polvo.

2. Presiona moderadamente en la uña que tiene el corte hasta que se detenga la hemorragia.

Si la hemorragia no se detiene después de unos 60 segundos, vuelve a aplicar el polvo.

4. Lápiz estíptico

Por lo general, puedes conseguir un lápiz estíptico en la mayoría de las farmacias o droguerías. El único inconveniente es que escuece y es más sucio. Por lo que si eliges esta forma piensa que manchará tu piel, la alfombra y cualquier cosa con la que entre en contacto. Pasos:

  • Humedece la punta del lápiz con agua limpia
  • Gira el lápiz estíptico por el corte de la uña de tu cachorro

5. Remedios caseros

Si no tienes polvo estíptico o un lápiz estíptico a mano, no te preocupe, porque hay algunas cosas que se pueden encontrar en todas las casas y detienen rápidamente el sangrado.

  • Fécula de maíz
  • Harina
  • Bicarbonato de sodio
  • Barra de jabón

Estos cuatro métodos funcionan si no tiene nada más a mano, pero tardará más. Recuerda siempre emplear una presión moderada durante varios minutos y asegurarte de que tu perro no lo lame.

Bicarbonato, harina o maicena:

1. Vierte un poco de harina, bicarbonato de sodio o maicena en un pequeño cuenco o tapa.

2. Sumerge suavemente la uña de tu perro en la harina, el bicarbonato o la maicena

3. Si el sangrado no se detiene, vuelve a sumergir la uña

4. Mantén la presión sobre la uña con la mano o con una toalla durante unos minutos hasta que deje de sangrar.

5. No limpies el bulto.

6. Si no puedes sumergir la uña sangrante del cachorro en un cuenco, puedes coger un poco y aplicarlo sobre la uña.

Jabón

Si todo lo demás falla y no tienes harina, bicarbonato o maicena a mano, comprueba si tienes una pastilla de jabón. Lo puedes hacer de la siguiente forma:

1. Pasa la pastilla de jabón por debajo del agua para que se ablande.

2. Pasa el jabón suavemente por la uña sangrante de tu cachorro.

3. Mantén la uña en el jabón mientras aplicas una presión firme durante 2-4 minutos

4. También puedes romper una pequeña parte del jabón y sumergir la uña de tu cachorro en él.

6. Descanso

Un paso importante que a menudo se pasa por alto es evitar que el cachorro camine o corra durante 30 minutos después de que la uña haya dejado de sangrar. Ya que evitar que tu cachorro corra asegurará que la uña haya tenido tiempo suficiente para coagularse y que no vuelva a sangrar.

7. Si sangra más de 30 minutos

La mayoría de las uñas que sangran dejarán de hacerlo después de unos minutos con estos remedios caseros y tu cachorro estará bien y volverá a ser el mismo de antes. No obstante, si por alguna razón la uña de tu cachorro no deja de sangrar después de 20-30 minutos, deberás acudir a tu veterinario para que te oriente.

Estos son algunos remedios que puedes utilizar si por la inexperiencia o porque el cachorro no está acostumbrado hay un error y tu perro sangra al cortarle la uña. Ten siempre a mano alguno de ellos, aunque ya sabes que los remedios caseros siempre los tendrás en casa.