Los pros y contras de tener un gato como mascota

owner-petting-adorable-cat

Ser dueño de una mascota es una gran responsabilidad que no debe considerarse a la ligera. Es importante elegir la mascota correcta para tu familia. Los gatos tienen un carácter particular, son más independientes y curiosos, y les gusta estar en sitios altos, donde se ven protegidos del resto. Además, son muy limpios con ellos mismos. Si quieres conocerlos mejor sigue leyendo.

Su sistema de comunicación al igual que el de los perros es complejo, usan sonidos, posturas corporales y olores para comunicarse con su entorno, y debes conocerlo para entender sus necesidades. Aunque los gatos son independientes e individualistas, esto no es sinónimo de apatía para nada. Un gato será cariñoso con sus dueños siempre que le dediquen tiempo y afecto.
Sabemos que es una decisión difícil, por lo que hemos preparado una lista que te ayudará en tu elección.

Es una mascota independiente

Los gatos son un poco más autónomos que los perros en casi todos los aspectos. Si pasas una noche fuera o un viaje de fin de semana inesperado, solo asegura suficiente comida y agua. Y que la caja de arena esté limpia, luego puedes dejar a tu gato por sí solo. Aunque siempre es mejor dejar a familiares o amigos al cuidado de tu mascota. Pero en general no requieren atención constante. Aunque esto dependerá mucho del vínculo entre las mascotas y el adoptante.

Son buenos compañeros

Si estás buscando compañía, un gato es capaz de ofrecértela. Si bien algunos prefieren no ser molestados, la mayoría crea relaciones estrechas con sus dueños. Incluso un gato muy tímido y huidizo, no tendrán problemas en adaptarse a entornos familiares. Así que, si quieres un compañero, un gato es una buena elección.

Necesitan menos espacio para habitar

A diferencia de las mascotas caninas, los gatos no requieren de una gran superficie. Si vives en un apartamento puedes tener uno con facilidad. Algunos gatos necesitan un poste para rascar, pero si le cortas las uñas regularmente tampoco le hará falta. Todo lo que necesitas es espacio para una caja de arena, recipientes de comida y bebida, y una cama para gatos. Y no te olvides de proporcionarle algunos juguetes.

Un gato puede ser una experiencia muy olorosa

Algunas cajas de arena están abiertas en la parte superior y permiten que el olor de las heces de gato y orina se esparza a través de la zona. Para solucionarlo puedes entrenar a tu gato para que evacue los residuos en un lugar específico. Además, esto puede ser aliviado utilizando arenas que absorben el olor, además de utilizar desodorante de ambientes para mascotas, incluye a tu rutina una limpieza rigurosa de la caja regularmente. Si la caja de arena no se limpia con regularidad, no solo tendrás que lidiar con el olor, sino que puedes terminar limpiando desastres en toda la casa. Muchos gatos no usarán una caja de arena sucia.

Si te gusta viajar debes valorar lo siguiente

Algunos gatos no disfrutan de salir fuera de casa. En el caso de que te desplaces con frecuencia y al mismo lugar, podrás acostumbrar al gato a esta rutina y que disfrute de la experiencia. Pero para desplazamientos diversos, si son de menos de diez días, lo mejor es el que gato permanezca en el hogar. Tendrás que encargarte de que alguna persona de confianza pase a diario a visitarle, limpie su arenero, le alimente y le haga algo de compañía en tu ausencia. Si eres de los que se toman vacaciones o van de viaje por negocios con frecuencia, puede que un gato no sea tu mejor opción.

Son animales que necesitan cuidados

Antes de comprometerse a ser dueño de un gato es importante valorar los costos que implica una mascota como el pago de veterinaria, comida y arena. Además de gastos impredecibles. Tu gato puede enfermar, lo cual requerirá más visitas al veterinario, cirugía o medicación.

Aunque un gato es fácil de cuidar, siempre requiere una serie de atenciones mínimas. desparasitación interna y externa regular, juegos, rascadores, camas, transportín. Además de sentirse querido y considerado.

Tener un gato es muy beneficioso, pero es importante elegirlo detenidamente para estar seguro de que te adaptarás bien a este nuevo miembro de la familia. Elegirlo dependerá de tu estilo de vida y de tus preferencias personales. Adoptar a un gato al final es una decisión muy personal, hay que tener en cuenta muchos valores y ser responsables de él, al igual que cualquier otro animal doméstico. También te recomendamos leer: Cuáles son los preparativos para la llegada de un nuevo cachorro a la familia.

Posted in Uncategorized.