Los imprescindibles en el botiquín de primeros auxilios para tu perro

Seguramente, tu fiel amigo te haya dado alguna vez un susto que no desearías recordar. Los accidentes existen y pueden ocasionar verdaderos quebraderos de cabeza si no se tiene un buen botiquín para perros a mano.

En esta ocasión, te presentamos los artículos que recomendamos tener siempre a mano para poder reaccionar a tiempo ante una situación de urgencia, si tienes los conocimientos necesarios.

¿Qué debería llevar un botiquín de primeros auxilios para perro?

Antes de nada, debes considerar que el botiquín debe llevarse allá a donde vayas con tu mascota. Si, por ejemplo, sueles irte de viaje, lo mejor es llevarlo en tu maleta o en el maletero del coche. Si sueles estar en casa, sería perfecto tenerlo en un armario del baño.

A continuación, planteamos algunos de los artículos que debe llevar el kit:

  • Herramienta para eliminar garrapatas: Cuanto antes retires una garrapata, mejor. Utiliza las pinzas especiales diseñadas para eliminar incluso la cabeza incrustada.
  • Gasa (almohadillas, cuadrados y rollos): La gasa es un elemento básico en cualquier kit de primeros auxilios cuando se usa para cubrir un corte o raspado o para ayudar a detener el sangrado.
  • Vendajes antiadherentes: Si necesitas tapar una herida para prevenir una infección o envolver una extremidad dañada, utiliza vendajes hechos específicamente para animales y que no se peguen al pelaje.
  • Desinfectantes: Sugerimos toallitas desinfectantes o sprays para heridas que utilizan ingredientes que no pican. No recomendamos frotar con alcohol las heridas abiertas.
  • Termómetro digital: Recuerda utilizarlo por vía rectal en lugar de por la oral. Infórmate sobre los signos vitales normales del perro.
  • Botas protectoras: Si sueles viajar mucho a la montaña, tener unas botas para perros es lo ideal. Estas proporcionan la mejor protección para una pata que se ha lesionado. Algunas pueden servir para cubrir una que esté ya vendada.
  • Antihistamínico: Los perros pueden tener reacciones alérgicas a las picaduras de insectos o al contactar con plantas. Consulta a tu veterinario sobre qué antihistamínico podría utilizarse en un perro que sufre alergia con frecuencia.
  • Bálsamo para la piel y las patas: Las patas secas y agrietadas pueden ser bastante dolorosas. Algunos bálsamos pueden aliviar el dolor en esas zonas ya dañadas, al mismo tiempo que curan pequeñas erupciones, cortes y raspaduras.
  • Producto para lavado de ojos: Si a tu perro le entra suciedad, semillas o cualquier otro cuerpo extraño, aconsejamos usar suero fisiológico para limpiar y aliviar el ardor, escozor o picor.
  • Paquetes de frío y calor: Enfría la piel después de una quemadura o mantén a tu perro caliente si tiene hipotermia.
  • Guantes desechables: Ideales para manipular heridas de una forma más limpia que solo con nuestras manos.
  • Tijeras para vendajes: Estas tienen una punta roma para deslizarse entre la piel y el vendaje para evitar cortes.
  • Pinzas: Para quitar astillas u objetos extraños de las heridas.
  • Lubricante a base de agua: Para usar con termómetros rectales.
  • Cortaúñas o lima de uñas.

Recordamos, además, que el botiquín únicamente está pensado para que puedas actuar de forma provisional ante una emerencia. Siempre tienes que acudir, en el menor tiempo posible, a un veterinario para que proporcione el tratamiento más adecuado según sea el caso.