4586

Los cambios de estación también generan cambios en el cuidado de nuestras mascotas.

4586Los cambios de estación se asocian también a la modificación de rutinas que afectan a nuestro perro y que produzcan alteraciones en su metabolismo y en su comportamiento. Durante el otoño, perros y gatos comienzan a mudar su pelo y necesitarán que los cepilles más a menudo; Los felinos tienen necesidad de dormir más horas y, en todos los casos, tendremos que adaptar la rutina en el paseo y en su alimentación para que no acusen el cambio de horario.

Sigue leyendo, te contamos como lograr que nuestras mascotas les afecte lo mínimo posible el cambio de estación.
A pesar de ser animales domésticos que viven en pisos o casas acondicionadas con calefacción, luz y todo tipo de comodidades, nuestras mascotas deben prepararse para el cambio de ciclo. Es probable que se encuentren más apáticos o que sufran cambios físicos. Con la llegada del otoño nos despedimos del calor y las largas horas de luz para dar la bienvenida a una nueva estación. Igual que nos pasa a nosotros, los animales también sufren los efectos de los cambios de temperatura, luz y costumbres.

El factor que más afecta a perros y gatos es la luz.

La variación en la luz del día y la diferencia en grados de frío o calor pueden llegar a desencadenar importantes cambios. La disminución de horas de sol, influye en la formación de melatonina, la cual se conoce por hormona del sueño. Sin ella, los perros no podrían descansar como lo hacía antes. Esto causa que se vuelvan más apáticos y carezcan de energía para desarrollar actividades de juego. Otros de los síntomas que pueden presentar es, cansancio o pérdida de apetito.

En otoño la ansiedad es un factor que incide en tu mascota incluso puede generar desorientación.

Esto se produce también por cambios en itinerario de caminatas, al no contar con las horas extras de sol es normal que tengamos que efectuar modificaciones en su paseo. Una manera muy conocida en cambios de rutina, es realizar este proceso de forma progresiva, adelantando unos 20 minutos o atrasando el horario, poco a poco y así tu mascota podrá afrontar el cambio y compensar los efectos que estos provocan en ellos.
Considera que si das un paseo tras haber llovido tu mascota no ingiera agua de las charcas que se formen, ya que contienen bacterias y residuos de pesticidas utilizados en jardines, que pueden provocarle problemas digestivos.

La Muda de pelo.

En función de la raza, perderá más o menos, pero es inevitable y necesario. Así podrá protegerse de bajadas en la temperatura con pelo nuevo. Te proponemos cepillar a tu perro o gato de forma regular, es una de las mejores maneras de acortar la duración de la renovación del pelo, además de prevenir la caída a lo largo del año.

Durante los periodos de cambio en el pelaje.

se sugiere efectuar al menos un baño al mes. Ten presente que antes de una ducha hay que cepillar el cabello a fondo, evitaras que el pelo muerto forme nudos que sean difícil de eliminar en el futuro. Utiliza un shampoo de pH adecuado según su piel con un secado idóneo para prevenir resfriados.

Baja en el sistema inmunológico.

Al igual que en seres humanos los cambios de temperatura generan una disminución en la inmunidad. Tendremos especial atención con aquellas que se encuentran en un grupo de riesgo (Cachorros, perros mayores o que tengan alguna enfermedad previa).

Con el frío.

tu perro necesitará un aumento de calorías para mantener la temperatura corporal. Así podrás prevenir una disminución brusca del sistema inmunitario. Por eso es tan importante que el pienso que elijas proporcione toda la energía que tu perro necesita. De la misma forma, aportar un bajo contenido en grasas, ya que se trata de un período de poca actividad y debemos evitar su sobrepeso. La mejor opción para cuidar la dieta de tu perro en invierno es utilizar un pienso natural con una alta concentración de proteínas e hidratos de carbono de primera calidad. Ten en cuenta que tendrá menos actividad, por lo que deberás asesorarte con tu veterinario sobre cuál es la porción de comida a servirle para que le aporte los nutrientes necesarios.

Desparasitar en esta época también es una buena opción.

Aprovecha la visita al veterinario y desparasita a tu mascota. Aunque siempre es importante mantener a nuestras mascotas protegidas contra bacterias, virus o parásitos, en otoño lo es un poco más, por la incidencia de esta estación en su sistema inmune.

Recuerda, en tu Centro de Veterinaria Faunia estamos presentes en cada etapa de la vida de tu mascota. Contamos con un equipo de profesional cualificado para ofrecerte el mejor servicio a tu mascota.

Posted in Uncategorized.