Los 5 perros de raza menos agresivos

Conoce los cinco perros de raza que son menos agresivos y perfectos para familias con niños.

En primer lugar, debemos aclarar que la agresividad que pueda presentar un perro, en la mayoría de los casos, viene provocada del tipo de crianza que tiene. Es decir, si no enseñas a tu mascota a comportarse contigo, tu familia, extraños y otros perros, por muy baja que se su tendencia a ser agresivo, lo acabará siendo. Por lo que antes de comenzar, es necesario que tengas en cuenta esto.

Por tanto, pese a lo comentado anteriormente, hay razas de perros que tienden a tener una naturaleza apacible y amistosa. Por ello, son muchas familias con niños las que eligen este tipo de perros para que no ocasione problemas.

Según los expertos, no hay ningún perro que sea agresivo por naturaleza, ya sea más grande, más pequeño o de una raza concreta. Lo más importante, según los especialistas, es dar una buena educación desde que es un cachorro. Además, siempre recomendamos que te asesore un veterinario sobre cómo actuar para conseguir adiestrarlo correctamente.

Sin embargo, a continuación, vamos a mostrarte estas razas de perros que se suelen llevar bien con niños y, si su crianza es buena, no suelen presentar problemas de conducta o agresividad.

1. Retriever

Dentro de esta categoría podemos encontrar a los ya tan conocidos como el Labrador Retriever o el Golden Retriever. Estas razas de retriever suelen ser muy conocidas por ser obedientes, amigables y muy enérgicos. Un ejemplo de ello, es que suelen ser utilizados como animales de asistencia. Esto se debe a que suelen aprender rápidamente y son propensos a obedecer a los dueños.

Si eliges estos perros de raza, tienes que tener en cuenta que, aunque son amables y tranquilos, no son perros guardianes. Además, necesitan hacer ejercicio durante mínimo una hora diaria para transformar esa energía que tienen. Son perfectos para familias con hijos.

2. Bulldog

Pese a que mucha gente piensa que los buldogs son animales bastante gruñones y, que por su físico voluminoso podría parecer un perro agresivo, todo lo contrario. Es decir, los bulldogs son animales a los que les gusta jugar, pacientes, cariñosos y amigables. Esto ocurre de manera especial con los niños, ya que suelen demostrarles más cariño que al resto. No obstante, también son muy amigables con otras mascotas y extraños. Asimismo, este tipo de perro de raza, a pesar de lo que les gusta jugar, suelen ser muy silenciosos y tranquilos y necesitan un mínimo de ejercicio.

3. Pug

Este tipo de raza les suele encanta a los niños porque aparece en Pocahontas y se lleva muy bien con Miko, la mascota de Pocahontas. Por lo que muchas familias lo eligen.  Además, es un perro de raza pequeña que tiende a llevarse muy bien con niños porque son muy juguetones, sociables y muy amorosos y leales. Por lo que, si tus hijos le prestan atención, siempre estará velando por ellos.

Al ser un perro tan leal y amoroso, el Pug suele perseguir a su dueño allá donde vaya para demostrarle su afecto. Además, los carlinos no necesitan realizar mucho ejercicio físico, por lo que viene muy bien para familias que viven en apartamentos o no tienen tiempo para salir a correr durante una hora como con el Retriever.

4. Caniche

Lo mejor que tienen los caniches, aparte de que son muy bonitos, es que es muy fácil de entrenar. Esto se debe a que tienen una gran inteligencia y se muestran amables y agradables siempre. Además, son muy utilizados para competiciones de canes, porque son muy ágiles. Por todo ello, son la mascota perfecta, pero necesitan realizar mucho ejercicio para controlar su energía y que sean felices.

5. Beagle

Este tipo de perros de raza son muy amigables y tranquilos, pero hay que tener cuidado porque cosas tan simples como olores nuevos suelen excitarlos. No obstante, son perfectos para los niños, porque son muy pacientes y les encanta jugar, gracias a la energía que tienen.

Al igual que ocurría en el caso del Retriever, los Beagle no son buenos perros guardianes, ya que suelen llevarse muy bien con todo el mundo, aunque sean extraños. Si vas a poder darle amor es el perro perfecto, pero si no puedes ocuparte de él, es mejor que no lo tengas. Porque este tipo de animales suelen aburrirse mucho y ser propensos a la ansiedad por separarse de sus seres queridos. Por lo que necesita estar en compañía y que le hagan bastante caso.