mike-burke-gxyfJQg7Lno-unsplash

Cómo hacer que tu perro se sienta seguro en situaciones de estrés

Todos sabemos como gestionar situaciones de estrés como la que estamos viviendo actualmente, pero tenemos que tener en cuenta que nuestros perros y gatos también sufren esta situación. Esto puede tener un impacto negativo físico y emocional si no se gestiona adecuadamente. Por suerte, hay formas de calmar a nuestras mascotas en estas situaciones de estrés o cambio.

Si tu mascota es de las que se asusta con su sombra, o simplemente está pasando una época de estrés, aquí encontraras algunas formas de ayudarle a calmar el estrés y la ansiedad.

Aromas que aumentan la seguridad

Se pueden incorporar aromas relajantes en el entorno del animal para proporcionar alivio y tranquilidad. La lavanda y la manzanilla son los aromas más conocidos por su capacidad para calmar a los animales cuando están estresados, aunque hay más que han demostrado su potencial como la valeriana, la vainilla, el coco o el jengibre.

Acústica calmante

El entorno acústico tiene un impacto directo sobre el estado emocional de un animal. Reduce el ruido exterior y sustitúyelo por elementos acústicos relajantes en tu hogar, agregando tanto ruido blanco como opciones acústicas relajantes para su mascota.

El ruido blanco disminuye la sorpresa provocada por los ruidos repentinos y ayuda a amortiguar ruidos externos en el entorno de nuestra mascota que pueden ser motivo de preocupación. Un ventilador silencioso, una fuente o una radio o televisión encendida a un volumen moderado son algunos de los elementos que puedes utilizar.

La música relajante es otra opción que ofrece tranquilidad al entorno. Existen composiciones especificas para cada especie basadas en ajustar el ritmo a la frecuencia cardíaca en reposo de dicha especie. Pero cualquier melodía suave puede ser perfectamente válida para conseguir el efecto deseado. Si combinas la música o un audiolibro con ruido blanco, reducirás aún más la entrada de ruido exterior.

Feromonas

Existen versiones sintéticas de feromonas específicas para perros y gatos que envían señales de bienestar a los receptores caninos o felinos.

Rociar regularmente las feromonas en áreas donde descansa tu perro o gato, o colocar un difusor de feromonas en las habitaciones donde está la mayor parte del tiempo, le proporcionaran alivio y tranquilidad.

Dale un espacio seguro

Los perros y los gatos necesitan tener un espacio propio donde estás cuando quieran retirarse y relajarse. Especialmente en casos en que se encuentren abrumados por las situaciones circundantes, como otra mascota revoltosa o un niño excesivamente efusivo.

Los espacios altos son ideales para los gatos, ya que les permiten escapar y retirarse cunado quieran descansar, así como inspeccionar sus alrededores de forma segura.

Una caja, un mueble o una habitación son lugares de retiro ideales para los perros, siempre que tenga libertad de acceso tanto para entrar como para salir.

En un hogar con múltiples mascotas, el uso de comederos específicos para cada una y ubicados idealmente en estos espacios seguros ayuda a gestionar posibles disputas a la hora de las comidas.

Crea una rutina relajante

Establecer una rutina diaria que permita a tu mascota saber lo que puede esperar de su día es fundamental para fomentar la calma. Incluso durante tiempos no estructurados, como la crisis COVID-19 o durante las vacaciones, mantener estas rutinas en las interacciones y el cuidado diario es esencial para el bienestar de tu mascota.

Monitorear el progreso

Cuando percibas un cambio preocupante en el comportamiento de tu perro o gato, es importante que lo abordes bajo la supervisión de tu veterinario. Los cambios de comportamiento pueden estar relacionados directamente con su salud. Una enfermedad subyacente, dolor y otros desequilibrios se manifiestan inicialmente como cambios de comportamiento.

Los monitores de actividad animal son una de forma de rastrear el comportamiento de su mascota y tener un registro físico al que pueda referirse, así como usarlo para comparar y referenciar con su veterinario.

Considera lo que le estás comunicando a tu mascota

La preocupación es contagiosa. Si cuidas tu propio bienestar emocional, estarás en mejores condiciones para brindarle tranquilidad a tu perro o gato.

Ten en cuenta que nuestras mascotas están tan emocionalmente conectadas con sus humanos y pueden detectar signos sutiles de estrés o cambios en nuestro comportamiento antes incluso que otros miembros de nuestra familia. Perciben señales emocionales que ni siquiera nosotros sabemos que estamos emitiendo. Expresiones faciales, lenguaje corporal, tono de voz, y olores corporales producidos por el cuerpo humano cuando está bajo estrés son perfectamente interpretados por ellos.

Si quieres mantenerte informado de consejos de salud para tu mascota no dejes de seguirnos en nuestra página de Facebook

Posted in Uncategorized.