golpe-calor-evitar

Cómo actuar si nuestro perro sufre un golpe de calor

 

Con la llegada del verano y el buen tiempo, deseamos salir a caminar o correr con nuestros perros, es el plan perfecto. No dejes de hacerlo, pero asegúrate de tenerlo todo controlado, pues en verano los perros pueden sufrir un golpe de calor.

A lo largo de la semana pasada hemos brindado los aspectos básicos a considerar. En este artículo te presentamos más detalladamente en qué consiste, a qué perros puede afectar más, qué hacer ante un golpe de calor y cómo puedes prevenirlos. Los más propensos a sufrir un golpe de calor son los perros de edad avanzada, los cachorros (o los muy jóvenes). Aunque puede afectar a cualquier perro, afecta especialmente a las razas braquicéfalas (Bulldog inglés, Bulldog francés, Bóxer...), que tienen mayor dificultad respiratoria, al igual que les cuesta más enfriar la temperatura corporal.

¿Que causa un golpe de calor?

Este aumento de temperatura corporal se produce por varios factores.

Elementos externos: Ejercicio prolongado, privación de agua, exposición a un ambiente caluroso, incluso sin realizar actividad física. Nunca dejes solo a tu perro encerrado en el coche. El interior de un coche puede alcanzar temperaturas de más de 60 grados en cuestión de minutos, convirtiéndose en una trampa mortal para tu mascota.

El tipo de raza: Bulldog inglés, Bulldog francés, Bóxer, Carlin. Estas razas tienen una característica común, el hocico chato, que dificulta la supresión de calor por medio de la respiración, además de que los vuelve más susceptibles a las enfermedades del aparato respiratorio.

La edad: Los cachorros y los perros de edad avanzada son más propensos a sufrir un golpe de calor.

Un peso elevado y enfermedades crónicas: Afecciones cardíacas, respiratorias o del sistema nervioso, disminuyen la capacidad del organismo en los perros para perder el exceso de calor.

Perros de color oscuro: Ellos tendrán mayor riesgo de sufrir hipertermia, este color absorbe más el calor que los colores claros.

 
 
 
 

¿Como sé que mi perro presenta golpe de calor?

Un golpe de calor es producto de una disminución de azúcar y sales en el cuerpo. Debe ser considerado una emergencia veterinaria. Los síntomas más evidentes son: aceleración del ritmo cardíaco, jadeos y babas excesivas, o respiración rápida y nerviosa. Además puede ir acompañado de otros síntomas, de igual o mayor importancia como el cambio de color en las encías que pueden adquirir un color azulado ante la falta de oxigenación en sangre, vómitos y diarrea, temblor, o incluso puede llegar a convulsionar o perder temporalmente la conciencia. Es una prioridad estar atento a los síntomas que pueda presentar tu mascota, evitando así daños mayores tales como; hemorragias, insuficiencia renal o hepática, daño cerebral, e incluso fallo multiorgánico.

 
 
 
 

Qué hacer si nuestra mascota presenta síntomas de un golpe de calor.

Lo primero que debes hacer es llamar o acudir a tu veterinario lo antes posible. Mientras, puedes intentar hacer que su temperatura corporal descienda, mojándole continuamente con agua templada, y dándole de beber agua fresca en cantidades moderadas para que vayan estabilizándose sus niveles de hidratación.

Una vez estés en la clínica veterinaria, explica con el máximo detalle el problema a tu veterinario. Allí lo explorarán con detenimiento, controlarán su situación para mantenerlo fuera de peligro, y le realizará pruebas, si fuera necesario, con el fin de determinar si se ha producido alguna afectación importante. También es posible que le suministren algún tratamiento para acelerar su mejoría.

 
 
 
 

La prevención del golpe de calor.

No saques a tu mascota a pasear en las horas centrales del día, especialmente en los días de excesivo calor. Ten siempre agua limpia y fresca a su alcance. Es importante que se mantenga hidratado. Sombreado y fresco. Si tu perro suele estar al aire libre, reserva un área para él donde pueda resguardarse del sol. Si sales de paseo en coche con tu perro. Es conveniente hacer paradas recurrentes para que todos podáis estiraros y beber agua.

 
Posted in Uncategorized.