¿Por qué mi perro engorda más en invierno?

front-view-dog-with-scarf-and-christmas-decorations2

El sobrepeso en los animales domésticos, al igual que sucede en los humanos, es uno de los factores que inciden en la salud de forma más negativa, y sin embargo es un mal en aumento en nuestra sociedad. En España se estima que la cantidad de perros con sobrepeso u obesidad es de entre un 20 y un 40%, y en otros países, la cifra alcanza un alarmante 50%.

Es normal para los humanos sufrir cierto aumento de peso en invierno. Hace frío y salimos menos, preferimos quedarnos en casa cuando hay mal tiempo. Nuestro perro también puede sufrir una subida de kilos en esta temporada, y las afectaciones por el aumento de peso son las mismas que en las personas.

El exceso de peso en el perro incide a su capacidad respiratoria. Y a su sistema músculo esquelético (en especial a las articulaciones). Y hace que puedan desarrollar el llamado «síndrome metabólico». El cual favorecer otras patologías como diabetes canina o enfermedades del corazón.

Factores que inciden en el aumento de peso.

Está claro que la disminución de la actividad física es el principal elemento. Además, la reducción de las horas de luz afecta al metabolismo de tu mascota. La teoría del gen ahorrador, aplicable a todos los animales, prepara al perro para el invierno ralentizando su metabolismo y el consumo de calorías. Estos cambios, según los investigadores, también favorecen el aumento de los niveles de grasa en el cuerpo.

Sin embargo, los perros que viven dentro de casa y que se alimentan de forma adecuada no tienen necesidad de guardar reservas para el invierno. Por eso a veces es necesario hacer algunos cambios.

Claves para prevenir el aumento de peso en tu mascota 

El sistema con el que evitamos el sobrepeso en animales es muy similar al que conocemos en humanos: comer sano, con las cantidades correctas, y hacer ejercicio. Si queremos evitar que nuestro perro engorde tenemos que basarnos en estos tres pilares.

Comer sano.

Los concentrados de gama alta poseen ingredientes, que cubren a la perfección las necesidades nutricionales de tu mascota. Estos excluyen subproductos que solo aportan calorías vacías. Además, no contienen azúcares añadidos. Este tipo de alimentación es suficiente para la dieta de tu mascota. En situaciones excepcionales como el entrenamiento del animal, se puede optar por premios sanos y bajos en calorías.

Calcula las cantidades exactas.

Es importante tener una medida de la porción de pienso de tu mascota, ya que puedes quedarte corto, o echar más cantidad de la necesaria si lo calculas a ojo. Para evitar pesar cada vez que le vayas a poner su comida, puedes utilizar medidas de volumen. Por ejemplo, si tu perro necesita una cantidad X de pienso, pésalo la primera vez que se lo vayas a dar, y rellena la taza para que puedas calcular la medida concreta. Si desconoces la cantidad adecuada para tu mascota consulta con el veterinario para definir cuál es.

Hacer más ejercicio.

La falta de tiempo por las actividades cotidianas provoca la disminución para los paseos con tu mascota. Ten en cuenta que los perros necesitan hacer ejercicio a diario, para una buena salud en general y una dieta estricta no siempre resulta efectiva si esta no se acompaña del gasto calórico necesario. Sabemos que es difícil encontrar el momento, pero con unos cambios en tu organización podrás aportar una mejora en la salud de perro.

Aun así, es bastante probable que la actividad de tu mascota en invierno sea inferior a la que suele realizar en verano. A menor ejercicio, menor gasto calórico. Eso no significa que tengas que poner a tu perro a dieta, pero igual que los días que hace mucho ejercicio tiendes a darle una mayor ración, si consume menos calorías debes tenerlo en cuenta también.
Si tu perro sufre un aumento de peso o temes que esto ocurra, acude al veterinario para una revisión. En la consulta verificará la alimentación actual (tipo, cantidad en peso y frecuencia de la misma) y podrá recomendarte lo más apropiado para tu mascota.

En los animales domésticos, un 20 % por encima del peso ideal se considera obeso. Pero el peso ideal es relativo, depende de la raza, la edad, la complexión y el metabolismo del animal.

Cómo hacer que pierda peso mi perro

Si tu mascota ya tiene sobrepeso, el protocolo a seguir cambiara. Lo principal es consultar con tu veterinario. Si el can está por encima de su media recomendable, te dará pautas para contribuir a la pérdida de peso. Además, comprobará que el estado de salud del animal es correcto.

No lo hagas por tu cuenta, consulta siempre primero a un veterinario, ya que el aumento de peso puede deberse a otros factores, si no hay razones lógicas a las que atribuir el sobrepeso (por ejemplo, un cambio de alimentación o de hábitos), es importante no descartar posibles patologías.

En la mayoría de los casos, una dieta ajustada y baja en grasas, junto con más ejercicio le ayudarán a ponerse en forma de nuevo en pocos meses.

Los pros y contras de tener un gato como mascota

owner-petting-adorable-cat

Ser dueño de una mascota es una gran responsabilidad que no debe considerarse a la ligera. Es importante elegir la mascota correcta para tu familia. Los gatos tienen un carácter particular, son más independientes y curiosos, y les gusta estar en sitios altos, donde se ven protegidos del resto. Además, son muy limpios con ellos mismos. Si quieres conocerlos mejor sigue leyendo.

Su sistema de comunicación al igual que el de los perros es complejo, usan sonidos, posturas corporales y olores para comunicarse con su entorno, y debes conocerlo para entender sus necesidades. Aunque los gatos son independientes e individualistas, esto no es sinónimo de apatía para nada. Un gato será cariñoso con sus dueños siempre que le dediquen tiempo y afecto.
Sabemos que es una decisión difícil, por lo que hemos preparado una lista que te ayudará en tu elección.

Es una mascota independiente

Los gatos son un poco más autónomos que los perros en casi todos los aspectos. Si pasas una noche fuera o un viaje de fin de semana inesperado, solo asegura suficiente comida y agua. Y que la caja de arena esté limpia, luego puedes dejar a tu gato por sí solo. Aunque siempre es mejor dejar a familiares o amigos al cuidado de tu mascota. Pero en general no requieren atención constante. Aunque esto dependerá mucho del vínculo entre las mascotas y el adoptante.

Son buenos compañeros

Si estás buscando compañía, un gato es capaz de ofrecértela. Si bien algunos prefieren no ser molestados, la mayoría crea relaciones estrechas con sus dueños. Incluso un gato muy tímido y huidizo, no tendrán problemas en adaptarse a entornos familiares. Así que, si quieres un compañero, un gato es una buena elección.

Necesitan menos espacio para habitar

A diferencia de las mascotas caninas, los gatos no requieren de una gran superficie. Si vives en un apartamento puedes tener uno con facilidad. Algunos gatos necesitan un poste para rascar, pero si le cortas las uñas regularmente tampoco le hará falta. Todo lo que necesitas es espacio para una caja de arena, recipientes de comida y bebida, y una cama para gatos. Y no te olvides de proporcionarle algunos juguetes.

Un gato puede ser una experiencia muy olorosa

Algunas cajas de arena están abiertas en la parte superior y permiten que el olor de las heces de gato y orina se esparza a través de la zona. Para solucionarlo puedes entrenar a tu gato para que evacue los residuos en un lugar específico. Además, esto puede ser aliviado utilizando arenas que absorben el olor, además de utilizar desodorante de ambientes para mascotas, incluye a tu rutina una limpieza rigurosa de la caja regularmente. Si la caja de arena no se limpia con regularidad, no solo tendrás que lidiar con el olor, sino que puedes terminar limpiando desastres en toda la casa. Muchos gatos no usarán una caja de arena sucia.

Si te gusta viajar debes valorar lo siguiente

Algunos gatos no disfrutan de salir fuera de casa. En el caso de que te desplaces con frecuencia y al mismo lugar, podrás acostumbrar al gato a esta rutina y que disfrute de la experiencia. Pero para desplazamientos diversos, si son de menos de diez días, lo mejor es el que gato permanezca en el hogar. Tendrás que encargarte de que alguna persona de confianza pase a diario a visitarle, limpie su arenero, le alimente y le haga algo de compañía en tu ausencia. Si eres de los que se toman vacaciones o van de viaje por negocios con frecuencia, puede que un gato no sea tu mejor opción.

Son animales que necesitan cuidados

Antes de comprometerse a ser dueño de un gato es importante valorar los costos que implica una mascota como el pago de veterinaria, comida y arena. Además de gastos impredecibles. Tu gato puede enfermar, lo cual requerirá más visitas al veterinario, cirugía o medicación.

Aunque un gato es fácil de cuidar, siempre requiere una serie de atenciones mínimas. desparasitación interna y externa regular, juegos, rascadores, camas, transportín. Además de sentirse querido y considerado.

Tener un gato es muy beneficioso, pero es importante elegirlo detenidamente para estar seguro de que te adaptarás bien a este nuevo miembro de la familia. Elegirlo dependerá de tu estilo de vida y de tus preferencias personales. Adoptar a un gato al final es una decisión muy personal, hay que tener en cuenta muchos valores y ser responsables de él, al igual que cualquier otro animal doméstico. También te recomendamos leer: Cuáles son los preparativos para la llegada de un nuevo cachorro a la familia.

Enfermedades comunes en perros de raza pequeña o toys

incredible-brunette-lady-wears-elegant-wristwatch-posing-beside-sofa-stroking-cute-beagle

Todos deseamos que nuestras mascotas nos acompañen durante muchos años y nos preguntamos. ¿Cuánto tiempo lo harán? Un perro de mayor tamaño suele tener una expectativa de vida de entre 8 y 10 años, mientras que uno de un linaje mediano puede alcanzar incluso los 15 años de edad. Pero los de raza pequeña tienen el privilegio de ser los más longevos llegando a vivir hasta los 20 años. Es evidente que estos son solo datos estadísticos, y que hay muchas más variables que pueden influir en su longevidad, pero nos da idea de que no todos los perros envejecen al mismo ritmo. Básicamente la edad biológica de una mascota dependerá de su herencia genética, nutrición y estado de salud durante su vida.

Si estás pensando en adoptar un perro de raza pequeña, o ya eres propietario de uno, este artículo es para ti. Te hemos preparado información de interés sobre estos pequeños compañeros peludos que tanta ilusión y buenos momentos nos aportan.

Como dueño de un perro de raza pequeña o toy, asegúrate de vigilar y reforzar los siguientes “puntos débiles” de tu mascota, para asegurarle una vida larga y saludable:

Sobrepeso

Es la acumulación excesiva de grasa superando en un 20% o más su peso normal. Las razas de perros pequeñas tienen tendencia al sobrepeso, así que no descuides su alimentación, ya que es muy fácil caer en la tentación de sobrealimentarles a base de chuches, premios y golosinas. Para evitar la obesidad, planifica la dieta más adecuada para tu mascota con tu veterinario, y sigue una rutina diaria de alimentación saludable. Un perro correctamente alimentado suele estar más sano, saludable y feliz, que los que padecen sobrepeso.
Las razas pequeñas son más propensas a sufrir problemas respiratorios, debido a que su hocico y fosas nasales son más estrechas que en razas medianas o grandes, por lo que no debes someterlos a actividades intensas, especialmente si sufren de exceso de peso.

Placa bacteriana

Las razas miniatura cuentan con una marcada tendencia a la formación de sarro dental. Reconocer el sarro o placa dental en tu mascota es muy fácil. Si tu perro tiene cálculo dentario y presenta una acumulación amarilla o color café, no se podrán retirar con cepillado dental corriente. Lo mejor es llevarlo a una limpieza dentaria a su veterinario, ya que es probable que la placa esté presente por debajo de la línea de las encías y esta deba ser tratada por un especialista. Sin embargo, este problema puede ser prevenido fácilmente. Te recomendamos lavar los dientes de tu mascota al menos una vez a la semana usando dentífricos caninos, o utilizar juguetes o chuches específicamente diseñadas para este fin. Puedes consultar con tu veterinario sobre que métodos de limpieza son los más adecuados para tu mascota.

Colapso traqueal

La disminución de rigidez en los anillos del cartílago traqueal, genera que estos se aplanen cuando la mascota inhala, siendo la principal causa del colapso traqueal en razas pequeñas. Es un síndrome crónico y progresivo que padecen sobre todo razas como el Yorkshire Terrier, el Pomerania o el Shih Tzu. Sus síntomas se manifiestan generalmente en perros que han alcanzado la edad adulta o más avanzada. Para prevenir la aparición de una tos excesiva, que empeore el cuadro clínico del perro, los veterinarios recomiendan controlar el peso, evitar olores irritantes como aromatizantes en aerosol, eludir el uso de collares sustituyéndolos por arneses de cuerpo, y rehuir situaciones de mucha excitación o estrés. Los perros con sobrepeso pueden tener un mayor riesgo de presentar signos clínicos severos.

Luxación de rótula

Se produce cuando la rótula se mueve fuera de su posición habitual por una variación anatómica en la rodilla afectada, llegando a padecerla hasta un 7% de cachorros de razas toys. El Caniche miniatura, el Chihuahua, el Pomerania y el Yorkshire Terrier, son algunas de las razas más afectadas. La medicación depende del grado de luxación y cojera, pero en la mayoría de los casos se requiere tratamiento quirúrgico. Consiste en la reparación de tejidos blandos, la reconstrucción ósea o, una combinación de ambas. En el caso de que la cirugía no de los mejores resultados, o no está indicada, la ortopedia ofrece prótesis a medida para fijar la rótula en su lugar.

Prolapso de la válvula mitral

El deterioro de la válvula se produce con el paso del tiempo, provocando que la sangre fluya en sentido contrario por las cámaras del corazón en lugar de hacia delante y por el cuerpo. Si bien algunos perros no muestran síntomas graves, otros pueden llegar a sufrir una insuficiencia cardíaca. Es en este punto cuando el chequeo continuó con veterinario es esencial, ya que debe conocer y llevar un control regular con tratamiento adecuado a esta cardiopatía.

Enfermedad del disco Intervertebral

Es muy común en perros con la columna alargada y patas cortas, como los Salchicha, Beagle, Shih Tzu o Pequinés. Esta enfermedad afecta la parte blanda del disco intervertebral sufriendo una rotura a través de la capa exterior fibrosa, empujando así la médula espinal. Entre sus síntomas están un dolor intenso, en los casos críticos puede causar parálisis. El tratamiento médico dependerá de la gravedad de la lesión, llegando a necesitar en algunos casos cirugía de urgencia.

El mejor cuidado para tu mascota siempre será la prevención. Recuerda que en este aspecto tu mascota depende por completo de ti. Acude al menos una vez año a tu veterinario para que le realice un chequeo general. Él te recomendará los cuidados y tratamientos más adecuados frente a las posibles enfermedades que pueda padecer en cada momento.

Si tienes cualquier duda sobre tu mascota visítanos. En nuestra Clínica Veterinaria Faunia asesoramos a nuestros clientes, procurándoles a sus mascotas la mejor atención y cuidados posibles.

Cuidado de la piel de nuestras mascotas después del verano

cute-dog-with-towel

Repasamos las mejores rutinas del cuidado de nuestra mascota tras la temporada estival para que mantengan su piel y pelaje 100% saludable.

El pelaje canino cumple funciones imprescindibles para la salud de nuestras mascotas.

En invierno hace de protector térmico y en verano ayuda a filtrar los rayos UV, además de evitar lesiones en su piel por contacto directo con agentes externos como los productos químicos de uso común en el hogar, arañazos generados durante el juego con otras mascotas, etc…

Como cuidar de la piel y pelaje canino en invierno.

Es muy importante velar por la salud de la piel de tu mascota, para que el manto proteja al animal del viento, el frío o la lluvia. La base de una buena salud dermatológica empieza en una buena alimentación e higiene. Un cepillado regular dos o tres veces por semana elude la aparición de nudos de pelo facilitando la transpiración correcta de la piel y previniendo posibles dermatitis.

Reduce la frecuencia y el tiempo del baño de tu mascota en periodo invernal.

Lo que en verano puede ser una actividad lúdica y placentera, en invierno se puede convertir en un problema. ¡¡No queremos que nuestra mascota pille un resfriado!! Por otro lado, no olvides utilizar siempre un champú de PH apropiado para tu mascota. Y si es un perro de pelo largo, puede que necesites aplicar una mascarilla hidratante. Por último, valora la conveniencia de realizar el baño en casa o acudir a una peluquería canina. Un profesional sabrá tratar de la mejor forma a tu mascota y a su pelo.

Tras un baño o después de un paseo con lluvia inesperada, es importante realizar un correcto secado.

Hay que eliminar por completo la humedad. Esto ayudará a prevenir patologías respiratorias como bronquitis, faringitis, pulmonías, etc. además de evitar que tu mascota agrave una posible patología que pueda estar padeciendo. Es importante reconocer a tiempo los síntomas de resfriado. Si tu perro dejar de comer, presenta fiebre, malestar, tos… es el momento de acudir al veterinario y efectuar un examen general. Tu veterinario observara en detalle el estado de las vías aéreas y pulmones de tu mascota.

Si deseas facilitar el peinado.

Aplica un acondicionador nutritivo en el pelo de tu mascota antes de pasar el cepillo. Consulta con tu veterinario que productos puedes usar para facilitar el peinado de tu perro. No solo te ayudarán al mantenimiento de su pelo de forma saludable y darle brillo al pelaje. También funcionan como película protectora sobre la piel, evitando que penetre agua o polvo.

El corte de pelo es un tema que puede generar confusión en los dueños de mascotas.

Y es que, dependiendo de la raza de perro, un corte será más apropiado que otro. Lo que está claro es que no debemos cortar demasiado, pero sí que mantenga la buena salud de su piel y evite que se moje con facilidad. Una opción para perros de pelo largo, es realizar un corte arras en las patas, almohadillas y la franja alrededor de la tripa. Evitando las áreas de menor pelaje, ya que el frío tenderá a resecar su piel. Observa la nariz, orejas, ingle y axilas, y aprovecha los momentos en que realizas el peinado de tu mascota para hidratar estas zonas si precisa.

Qué razas se adaptan mejor al frío.

Según su raza podrán estar mejor o peor adaptadas a los cambios en el ambiente. Como ejemplo tenemos al Husky Siberiano, capaz de soportar temperaturas bajo cero. Mientras que otras cuentan con un pelo muy fino y una capa de grasa delgada, como el Yorkshire Terrier o el Chihuahua, que poseen menor capacidad para aclimatarse ante las bajas temperaturas.

Si tu perro está dentro de casa y siente frio es usual que busque las fuentes de calor, como los radiadores o las zonas más cálidas de la casa. En cambio, si tu perro pasa mucho tiempo fuera recuerda proveerle áreas donde pueda resguardarse de la lluvia y el frío.

En casos severos de enfriamiento tu mascota puede mostrar signos de Hipotermia: Temblores, rigidez muscular, calambres y respiración lenta, en caso de una exposición prolongada a un frío intenso. También puede darse si tiene su pelaje mojado y permanece en ambientes helados y ventosos. En estos casos deberán ser tratados con urgencia por un veterinario.

Confía en nuestro equipo de peluquería canina en Centro Veterinario Faunia y consigue un corte estético para tu mascota, y adecuado a su raza. Y si quieres mantenerte informado de consejos de salud para tu mascota no dejes de seguirnos en nuestra página de Facebook.

10517

Principales problemas digestivos en perros que puede requerir una endoscopia.

10517

La digestión en los perros.

El proceso que tiene como función transformar los alimentos ingeridos en materia útil para el organismo. Una mala digestión en los animales, puede mostrar síntomas de un problema mayor.

Fases de la digestión.

El proceso que tiene como función transformar los alimentos ingeridos en materia útil para el organismo. Una mala digestión en los animales, puede mostrar síntomas de un problema mayor.

Fases de la digestión.

Gracias a la digestión, las moléculas de los alimentos se descomponen, para facilitar la absorción del organismo. Hablaremos de tres fases dentro de la digestión en los perros:

1- Digestión mecánica:

Comprende el masticado del alimento (se puede decir que la digestión comienza en la boca) y el desplazamiento de la bola alimenticia que se forma, de consistencia pastosa, a lo largo de todo el tracto gastrointestinal.

2- Digestión química:

Una vez tomado el alimento con la boca se produce la masticación y la mezcla con la saliva. Es muy importante porque facilita la propia masticación y la deglución, al actuar como lubricante y solubilizar los componentes de la dieta. Es importante destacar que, al contrario de los humanos, los perros y gatos no comienzan su digestión con la saliva bucal, ellos carecen de la enzima alfa-amilasa presente en la saliva de los humanos, con lo cual los almidones ingeridos no estarán pre-digeridos aquí. La saliva solo ayuda a mezclar los alimentos y facilitar la deglución hacia el esófago, y después al estómago. Que, a su vez, cuenta con una función de almacén o reservorio, pues permite que los nutrientes se ingieran en tomas, de lo contrario el animal tendría que ingerir comida a lo largo de todo el día. Allí se inicia la digestión química de las proteínas, la mezcla de alimentos y secreciones gástricas que regula el paso al intestino delgado.

3- Excreción:

La fase final de la digestión. Todo aquello que el organismo del perro no retiene, excedente alimentos, bacterias, restos de células y secreciones bien porque no le resulta útil, o que exista algún problema digestivo que impide la absorción de todos los nutrientes suministrados.

Afecciones digestivas en perros

La principal causa de problemas gástrico en mascotas es una dieta inapropiada, de manera que es necesario reconocer cuáles son los trastornos estomacales recurrentes en nuestro perro para poder cambiar la alimentación a tiempo. La aparición de vómitos o diarrea, nos dará las primeras pistas de que algo anda mal. Pero también la pérdida de peso, falta de apetito, flatulencias. Incluso se puede escuchar sonidos en el estómago o en casos severos el perro podría llegar a mostrar inactividad, esto puede aparecer de forma imprevisible.

Causas de los problemas gástricos en perros.

Si tu mascota sufre de alteraciones digestivas, es preciso conocer qué genera los síntomas. Permitirá tratarlo de forma adecuada y curar la afección gastrointestinal. Las causas de los trastornos digestivos en perros son:

Gastritis.

Es la irritación o inflamación del estómago. Los principales síntomas comprenden en vómitos, diarrea y dolor abdominal, pero también pueden aparecer otros signos de la enfermedad. Pérdida de peso, falta de apetito, deshidratación, estos se muestran tras ingerir elementos como productos químicos, restos de alimentos en mal estado, heces de otros animales, o sustancias que no pueden digerir; plástico, telas, etc. Provocando indigestión, acidez, obstrucción intestinal y o ulceras.

Otros fallos internos como la gastritis aguda, también puede ser causada por parásitos digestivos, bacterias o virus. En casos aislados suelen ser un efecto secundario de una enfermedad no detectada a través del análisis clínico. Ejemplo: Puede ser problemas hepáticos o del sistema urinario.

Intolerancias alimentarias.

Hablamos de la incapacidad para absorber ciertos nutrientes sin sufrir graves afecciones en su salud. Algunos perros son intolerantes a componentes del pienso, por lo que puede resultar ser muy difícil determinar que ingrediente provoca los efectos negativos en su digestión. Su veterinario podría recomendar una dieta de exclusión, que de dictamen concluyente. Además. Existen otras enfermedades que pueden asociarse en un problema digestivo. Como es el sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado o SIBO o la colitis, entre otras.

Ante cualquiera de estos síntomas, lo más adecuado es acudir al veterinario para que haga una valoración y, sobre todo, nos indique cuál es el origen del malestar del perro, mediante un estudio realizado a través de endoscopia.

La endoscopia en perros es un procedimiento médico poco invasivo.

Que tiene por objetivo buscar alteraciones presentes en el tracto gastrointestinal. Este procedimiento solo puede ser hecho por un médico y el animal debe estar sedado para evitar cualquier tipo de molestia o posible lesión. En general, este estudio se recomienda cuando aparecen indicios en exámenes de laboratorio o rayos X, que puedan indicar algún problema en esta zona de nuestra mascota

Endoscopia Canina.

Es un procedimiento médico que se realiza para descartar o encontrar las causas a una determinada situación de salud. En general, la endoscopia no es un tipo de estudio rutinario, pero necesario para identificar anomalías en el aparato digestivo. Aunque menos frecuente, la endoscopia también puede ser utilizada como un tratamiento para aliviar ciertas patologías, por ejemplo, la torsión gástrica. Tal y como se explicó antes, este procedimiento es poco invasivo y no genera ninguna molestia o dolor. Siendo un análisis ambulatorio, no deja de prestar especial cuidado en la ejecución, ya que el animal precisa ser sedado.

Después de la visualización de todo el tracto digestivo y respiratorio.

Tras realizar una endoscopia, que puede durar entre 60 y 90 minutos, el animal pasa a recuperación, en donde recobra la conciencia de forma paulatina. No se le debe suministrar comida hasta varias horas a posteriori y el agua se ofrecerá en pequeñas cantidades. La recuperación, en general, es muy sencilla y rápida.

Las bondades que ofrece el diagnóstico terapéutico por endoscopia se reconocen cada vez más en el mundo veterinario. Convirtiéndose en un aliado en la diagnosis de patologías.

En tu Centro de Veterinaria Faunia contamos con servicios de: Endoscopia Rígida, flexible, artroscópia y laparoscópia. Con protocolos estandarizados, recogida de muestras, interpretación sensible frente al diagnóstico y un intercambio de comunicación fluida entre el veterinario clínico y el adoptante. Obteniendo los mejores resultados en el proceso de diagnóstico y recuperación de la mascota.

4586

Los cambios de estación también generan cambios en el cuidado de nuestras mascotas.

4586Los cambios de estación se asocian también a la modificación de rutinas que afectan a nuestro perro y que produzcan alteraciones en su metabolismo y en su comportamiento. Durante el otoño, perros y gatos comienzan a mudar su pelo y necesitarán que los cepilles más a menudo; Los felinos tienen necesidad de dormir más horas y, en todos los casos, tendremos que adaptar la rutina en el paseo y en su alimentación para que no acusen el cambio de horario.

Sigue leyendo, te contamos como lograr que nuestras mascotas les afecte lo mínimo posible el cambio de estación.
A pesar de ser animales domésticos que viven en pisos o casas acondicionadas con calefacción, luz y todo tipo de comodidades, nuestras mascotas deben prepararse para el cambio de ciclo. Es probable que se encuentren más apáticos o que sufran cambios físicos. Con la llegada del otoño nos despedimos del calor y las largas horas de luz para dar la bienvenida a una nueva estación. Igual que nos pasa a nosotros, los animales también sufren los efectos de los cambios de temperatura, luz y costumbres.

El factor que más afecta a perros y gatos es la luz.

La variación en la luz del día y la diferencia en grados de frío o calor pueden llegar a desencadenar importantes cambios. La disminución de horas de sol, influye en la formación de melatonina, la cual se conoce por hormona del sueño. Sin ella, los perros no podrían descansar como lo hacía antes. Esto causa que se vuelvan más apáticos y carezcan de energía para desarrollar actividades de juego. Otros de los síntomas que pueden presentar es, cansancio o pérdida de apetito.

En otoño la ansiedad es un factor que incide en tu mascota incluso puede generar desorientación.

Esto se produce también por cambios en itinerario de caminatas, al no contar con las horas extras de sol es normal que tengamos que efectuar modificaciones en su paseo. Una manera muy conocida en cambios de rutina, es realizar este proceso de forma progresiva, adelantando unos 20 minutos o atrasando el horario, poco a poco y así tu mascota podrá afrontar el cambio y compensar los efectos que estos provocan en ellos.
Considera que si das un paseo tras haber llovido tu mascota no ingiera agua de las charcas que se formen, ya que contienen bacterias y residuos de pesticidas utilizados en jardines, que pueden provocarle problemas digestivos.

La Muda de pelo.

En función de la raza, perderá más o menos, pero es inevitable y necesario. Así podrá protegerse de bajadas en la temperatura con pelo nuevo. Te proponemos cepillar a tu perro o gato de forma regular, es una de las mejores maneras de acortar la duración de la renovación del pelo, además de prevenir la caída a lo largo del año.

Durante los periodos de cambio en el pelaje.

se sugiere efectuar al menos un baño al mes. Ten presente que antes de una ducha hay que cepillar el cabello a fondo, evitaras que el pelo muerto forme nudos que sean difícil de eliminar en el futuro. Utiliza un shampoo de pH adecuado según su piel con un secado idóneo para prevenir resfriados.

Baja en el sistema inmunológico.

Al igual que en seres humanos los cambios de temperatura generan una disminución en la inmunidad. Tendremos especial atención con aquellas que se encuentran en un grupo de riesgo (Cachorros, perros mayores o que tengan alguna enfermedad previa).

Con el frío.

tu perro necesitará un aumento de calorías para mantener la temperatura corporal. Así podrás prevenir una disminución brusca del sistema inmunitario. Por eso es tan importante que el pienso que elijas proporcione toda la energía que tu perro necesita. De la misma forma, aportar un bajo contenido en grasas, ya que se trata de un período de poca actividad y debemos evitar su sobrepeso. La mejor opción para cuidar la dieta de tu perro en invierno es utilizar un pienso natural con una alta concentración de proteínas e hidratos de carbono de primera calidad. Ten en cuenta que tendrá menos actividad, por lo que deberás asesorarte con tu veterinario sobre cuál es la porción de comida a servirle para que le aporte los nutrientes necesarios.

Desparasitar en esta época también es una buena opción.

Aprovecha la visita al veterinario y desparasita a tu mascota. Aunque siempre es importante mantener a nuestras mascotas protegidas contra bacterias, virus o parásitos, en otoño lo es un poco más, por la incidencia de esta estación en su sistema inmune.

Recuerda, en tu Centro de Veterinaria Faunia estamos presentes en cada etapa de la vida de tu mascota. Contamos con un equipo de profesional cualificado para ofrecerte el mejor servicio a tu mascota.

2artículo202009

Tratamiento y prevención de la displasia de cadera en perros.

2artículo202009

La displasia de cadera es una de las enfermedades óseas y articulares que más afecta a los perros. Sus síntomas pueden pasar desapercibidos cuando el perro todavía es joven.

Fisiopatología de la displasia de cadera en el perro.

La displasia de cadera es una enfermedad degenerativa con lento desarrollo que se caracteriza por un desacoplamiento en el desarrollo de la cabeza femoral y el acetábulo. Se produce a lo largo del crecimiento del perro y supone cambios estructurales, como una mayor distensión de los ligamentos, la reestructuración del acetábulo o producción de osteofitos periarticulares, provocando lo que conocemos como osteoartritis de cadera. generando desgaste entre el fémur y cadera, por lo que estas no encajan e impiden la movilidad de la pata del perro quedando la cabeza del fémur desplazada.

Cómo detectar esta enfermedad.

Los signos de la displasia varían, según la gravedad y las características propias de cada perro en particular. Lo ideal es acudir al veterinario para salir de dudas. Un examen rutinario y una radiografía de cadera, evitarán preocupaciones innecesarias. Esta anomalía en la articulación de la cadera es causada por una predisposición genética, aunque factores como una mala alimentación, que deriva en obesidad canina, podrían aumentar el riesgo, e incluso provocarla.

Algunas señales en tu perro.

  • Dificultad para mover las patas traseras y dolor al tocar la zona.
  • Permanece mayor tiempo inactivo.
  • Al caminar, sus patas traseras están más cerca de lo normal y parecen encontrarse.
  • Rigidez en las primeras horas de la mañana y mejora a lo largo del día.
  • Muestra de debilidad en las patas traseras.
  • Al correr el perro balancea la cadera de forma exagerada o incluso corre moviendo las dos patas traseras al mismo tiempo.

Tratamientos.

La principal vía de tratamiento de la displasia de cadera y mejora de la calidad de vida del animal sugiere un dieta severa, para prevenir un posible sobrepeso, y cambio de hábitos, entre los que se incluye la reducción del ejercicio físico intenso para no sobrecargar la zona. El exceso de ejercicio podría derivar en artrosis por sobrecarga de cadera. Así como la administración de antiinflamatorios, para ayudar a aliviar el dolor y la inflamación.

En animales jóvenes si la displasia de cadera es diagnosticada y la artrosis todavía no está presente, se podría valorar realizar intervención quirúrgica para intentar corregir la posición de la articulación y mejorar su movilidad.

Artroplastia de cadera consiste en amputar la cabeza del fémur, con lo cual se elimina el dolor producido por el roce y se forma una pseudoarticulación fibrosa que permite al animal suprimir el dolor. Está indicada en perros de todas las edades con enfermedad articular degenerativa.

Para casos realmente graves, una técnica quirúrgica exitosa es la implantación de una prótesis total de cadera, sustituyendo las partes dañadas por una prótesis artificial.

Los soportes de cadera, que favorecen el soporte de la pelvis del animal, ayudan a reducir el dolor.

Algunas sesiones de fisioterapia para perros pueden ser realmente beneficiosas para mejorar la movilidad, cuidar la articulación y disminuir el dolor.

Ejercicios para perros con displasia de cadera.

Además de los masajes terapéuticos, que deben ser realizados por fisioterapeutas veterinarios, hay algunos ejercicios para perros con displasia de cadera que puedes realizar en casa. Consulta con tu veterinario si es recomendable para el caso de tu mascota.

Alimentación para perros con problemas articulares.

Aunque se trate de una enfermedad degenerativa, con una alimentación adaptada para perros con problemas articulares evitando el sobrepeso y una rutina de ejercicios para perros con displasia de cadera, podemos aliviar los dolores y estimular la movilidad de sus articulaciones. A través de la alimentación aportar condroprotectores (como la glucosamina, el condroitín sulfato o el ácido hialurónico) que ayudan a prevenir la degeneración del cartílago articular.

Prevención en cachorros.

Hay cachorros que nacen con predisposición genética, sobre todo en las razas más grandes, aunque mascotas que no pertenecen a razas “de riesgo” también pueden sufrirlo a lo largo de su vida.

Estos cachorros deben consumir piensos específicos de acuerdo a su raza.

Realizar juegos que favorezcan el ejercicio justo sin crear tensión innecesaria sobre su cadera y articulaciones.

Todas las razas pueden padecer displasia, incluidas algunas razas pequeñas como los carlinos. El porcentaje de riesgo según la raza es del 72,6% de los Bull Dog, el 56,3% de los Dogo de Burdeos y más del 48% de los Mastín Napolitano. Mientras que razas como el galgo prácticamente no presentan casos. Los primeros síntomas aparecen entre los 5 y los 6 meses.

Si tienes cualquier duda sobre la salud de tu mascota visítanos. En nuestra Clínica Veterinaria Faunia te asesoraremos sobre el proceso a seguir ante esta enfermedad.

1diseño-portada-blog202009

10 plantas tóxicas que tu mascota debe evitar.


1diseño-portada-blog202009
Algunas de las plantas que generalmente tenemos en casa, o las que hay en los parques, pueden ser potencialmente tóxicas para perros y gatos.

Existe un grupo de plantas con las que debemos tener especial cuidado, y aunque la naturaleza es sabia, y los perros adultos suelen distinguir cuáles son perjudiciales para ellos, es importante conocerlas para evitar que puedan llegar a morderlas o ingerirlas.

Los cachorros están más expuestos a estos peligros que los perros adultos. Un cachorro descubre su entorno mediante el hocico, y les encanta mordisquear o lamer todo lo que encuentran por medio. Son muy curiosos y tienen deseo de explorar y conocer todo lo que hay a su alrededor. Entre sus formas de reconocimiento, además de oler, también se incluye mordisquear y llevarse a la boca cualquier cosa que les llame la atención.

En la práctica veterinaria, los gatos ingieren plantas con menos frecuencia que los perros. Aunque los perros y gatos por instinto tienen la costumbre de depender de la naturaleza para el alivio de sus problemas de salud, e ingieren algunas plantas para esto, pueden elegir mal y sufrir reacciones alérgicas o infecciones posteriormente a su ingesta.

Si tenéis un jardín en casa, es importante revisar todas las plantas que se encuentran en él y aseguraros de que ninguna representa un peligro para nuestra mascota. Esto no solo incluye a las plantas potencialmente tóxicas para perros, también los productos químicos que utilizamos para su mantenimiento podrían ser perjudiciales.

Síntomas de intoxicación por plantas tóxicas para los perros.

El hecho que no hayamos visto a vuestro perro ingerir, morder o lamer una planta no significa que no haya sucedido. Por eso, es recomendable conocer los principales síntomas de una intoxicación de este tipo. La dificultad para respirar, el dolor abdominal, temblores o desorientación, problemas renales, inflamación cutánea o sarpullido en piel y mucosas, son entre otros síntomas de una posible intoxicación.

¿Qué hacer si mi perro se intoxica con una planta?

Ante la duda, es mejor acudir a un veterinario de urgencia o contactar vía telefónica si no es posible el traslado. Describe los síntomas del perro y lo que sospeches que ha podido ingerir. En estos casos la rapidez en la atención es esencial. Algunas veces hay que ayudar al perro a vomitar para evacuar las toxinas de su organismo lo antes posible. En otros casos lo contrario, los componentes tóxicos pueden ser corrosivos y dañarían aún más el esófago del perro en la regurgitación. Por eso la atención profesional de un especialista en emergencias caninas es fundamental. Si no conocéis el nombre exacto de la planta que vuestro perro ha ingerido, o la podéis confundir con otra, es mejor cortar un trozo pequeño y llevarlo con nosotros para poder enseñárselo al veterinario.

Para ayudaros a reconocerlas y lograr alejarlas de vuestro perro, os dejamos un resumen de 10 de estas plantas peligrosas:

Laurel de flor. Puede causar problemas digestivos, cardíacos, nerviosos y respiratorios.

Áloe veraProvoca problemas digestivos, nerviosos y renales.

Muérdago. Afecta principalmente al aparato digestivo y respiratorio.

Flor de Pascua. Puede provocar fatiga, temblores y problemas digestivos.

Lirio de los vallesCausa arritmias cardíacas, vómitos, diarrea, confusión y debilidad.

Lirio de la pazPuede provocar problemas digestivos e irritaciones en boca y garganta.

Hedera helix. Por contacto provoca dermatitis, ampollas y úlceras en el animal. Por ingestión vómitos, diarrea, fiebre, espasmos musculares y disminución de la frecuencia cardíaca.

Difenbaquia o dieffenbachiaProduce picor, irritación en labios y lengua, vómitos, dificultad para tragar y un aumento de la salivación.

Azalea. Causa problemas digestivos, cardíacos, nerviosos y respiratorios.

Croton. Causa problemas digestivos.

Esta es solo una pequeña muestra de las más de 650 plantas tóxicas mas comunes en nuestros hogares o jardines.

No dejes de seguirnos en nuestra página de Facebook. Encontrarás cada día consejos para el cuidado de tu mascota.

dog-2501240_1920

Enfermedades que afectan a tu perro en verano.

dog-2501240_1920

Con la llegada de las altas temperaturas, nuestras mascotas necesitan cuidados especiales. Te comentamos algunos aspectos a considerar en esta época y cómo tratar a tu perro en verano.

Como decíamos en nuestro anterior artículo, los perros son vulnerables a la picadura de determinados insectos, y a través de ésta se transmiten algunas enfermedades peligrosas para su organismo. En esta época del año es cuando debemos tener más cuidado ya que las pulgas, garrapatas y mosquitos están presentes más de lo normal.

Una de las enfermedades más comunes es la leishmaniosis. Para más información visita nuestro anterior artículo.Veamos ahora las enfermedades causadas por bacterias.

La otitis canina.

Es una enfermedad habitual en verano; debido al calor y producto de la necesidad de bañarlo con mayor frecuencia, la humedad provoca acumulación y creación de bacterias en las orejas. Podrás detectar este problema observando el comportamiento del animal; si se rasca mucho las orejas, desprenden mal olor o se queja cuando le tocas en la zona.

Para evitar la otitis hay que secar con cuidado los oídos del perro, tras cualquier baño, así como limpiarlas cada dos semanas.

La cistitis también afecta a nuestra mascotas.

Es otra enfermedad común producida por bacteria, la cual genera problemas urinarios, esto se produce cuando una bacteria exterior accede por las vías urinarias, dando origen a infecciones de vejiga e incluso de riñón. Para saber si nuestro perro presenta este problema, se recomienda realizar un control en su ciclo de micción o necesidad constante de orinar, si observas sangre o un color inusual, así como la posible molestia del animal al orinar. De ser así, habría que acudir lo más pronto posible a un veterinario.

La dermatitis o alergias de la piel.

También son más corrientes en verano. La alimentación o la temperatura pueden afectar a la hora de que estas bacterias infecciosas se instalen en el abdomen o lomo del animal, provocando fuertes picores o irritaciones.

Una forma sencilla de solucionar este problema es bañar a nuestra mascota con un champú antiséptico, si el perro es de pelo largo es recomendable cortárselo en verano únicamente si el perro presenta afecciones cutáneas, recordemos que los perros apenas sienten el calor por la piel, por lo que cortar el pelo no influirá en su sensación de calor, sino todo lo contrario, el pelo les sirve para protegerse de las radiaciones ultravioletas procedentes del sol.

Los problemas digestivos.

Son otro tipo de enfermedades que pueden presentarse con la llegada del verano. En estos casos los cambios de temperatura, de alimentación o el ingerir algún alimento que no sea saludable para ellos puede acarrear consecuencias negativas. Puedes evitar los trastornos gastrointestinales con la prevención, control y vigilancia en los hábitos alimenticios de tu perro.

Existen otros problemas que sufren los perros en verano derivados de la picadura de parásitos externos como mosquitos, pulgas o garrapatas. La mejor manera de proteger a tu mascota es mediante el uso de collares antiparásitos o la aplicación de pipetas y vacunas.

Si quieres mantenerte informado de consejos de salud para tu mascota no dejes de seguirnos en nuestra página de Facebook

dog-1653836_1920

La Leishmaniasis: ¿Qué es? Síntomas que presenta tu mascota, tratamientos e información de interés.

dog-1653836_1920

Con el calor llegan los mosquitos, ¡ y la Leishmania viene con ellos !

Con la llegada del verano y las altas temperaturas aparecen los mosquitos y es común que piquen a nuestras mascotas, tanto perros como gatos. Los mosquitos transportan un gran número de enfermedades, pero una de ellas, en España es particularmente peligrosa y de gran importancia su prevención.

La Leishmania es un parásito interno que se aloja en las células sanguíneas de nuestra mascota y le produce distintos síntomas derivados a partir de su picadura; pérdida de peso, alteraciones cutáneas, caída del pelo, sobrecrecimiento de uñas, heridas en la trufa y en zonas de fricción con el suelo u otras superficies.

Esta enfermedad presenta consecuencias muy graves, pero con intervención veterinaria se puede prevenir y evitar, ya que en el mercado existen numerosos productos en forma de pipetas, soluciones inyectables,  incluso comprimidos para ayudar al sistema inmune de tu mascota.

Entre las consecuencias de la Leishmaniosis podemos destacar las úlceras y heridas (sarna sarcóptica, demodicosis) fallo hepático, alteraciones oculares, poliartritis. Para conocer más de esta enfermedad y de sus consecuencias hemos creado este artículo informativo sobre su transmisión, síntomas y prevención.

¿Qué es Leishmania canina?

La leishmaniosis caninaes es una enfermedad infecciosa causada por el parásito Leishmania infantum. La principal vía de transmisión de este parásito es a través de la picadura de un grupo de mosquitos llamados flebotomos. El nombre de Leishmaniasis es un término para describir la enfermedad que produce el parásito llamado, Leishmania.

El parásito pasa por dos huéspedes. En el primero se mantiene inactivo y en el segundo es donde se activa, se desarrolla y se reproduce. La Leishmaniasis inicia su ciclo de vida en la mosca de arena, luego cuando el parásito tiene contacto con el segundo huésped, que sería un mamífero es donde ocurre la activación y el posible peligro. Cuando un perro tiene la enfermedad y no se trata correctamente puede tener fatales consecuencias.

Esta enfermedad no tiene cura, pero con un tratamiento a tiempo, el perro podrá tener una mejor calidad de vida.

¿Cómo se transmite la leishmania al perro?

Cuando el mosquito pica al perro, el parásito entra en su organismo y es en ese momento donde se inicia la infección. Esta puede ser asintomática, es decir, que el perro no presente ninguna afectación producto de la enfermedad. Cuando el perro no tiene síntomas, el parásito puede estar en su sangre inactivo durante mucho tiempo, pero alguna enfermedad podría provocar su activación. Cualquier estimulante externo podría hacer que se active y se empiece a producir la infección.

Es importante mencionar que la enfermedad no se transmite directamente entre los perros, solo cuando ocurre la picadura de un mosquito hembra infectado.

Un mosquito hembra puede infectar a varios perros, entre 2 y 3 perros antes de morir.

Tipos de leishmaniasis.

Existen dos tipos de leishmaniasis: Leishmaniasis cutánea y Leishmaniasis visceral.

Leishmaniosis cutánea.

Esta es la más común entre los perros y afecta la parte dermatológica, en un 80%. Sus principales síntomas son: Pérdida de pigmento cutáneo, aumento o aspereza en la capa externa de la piel y grietas en la parte de las almohadillas, generando úlceras, pérdida de pelo, sobre todo alrededor de la nariz, orejas y ojos, pelaje sin brillo u opaco, quebradizo, alopecia, con lesiones que sanan muy lentamente o no sanan al menos que se diagnostiquen a tiempo. En la mayoría de los casos presenta un crecimiento de las uñas desproporcionado y quebradizas.

Leishmaniosis visceral, afecta la parte interna (órganos), del perro.

Esta enfermedad puede afectar los riñones, el hígado y el bazo. También puede afectar su médula espinal y el sistema inmunológico del animal. Esto se produce en un lapso de tiempo de entre dos y ocho meses desde la picadura por mosquito infectado.

Sus principales síntomas son:

Falta de apetito, apatía o inactividad, pérdida de peso muy notable, vómito ocasional acompañado de diarrea con heces de color rojo oscuro o negro, (pero es un síntoma poco común). Los síntomas anteriores son muy importantes para detectar que el perro tenga Leishmaniasis cutánea o Leishmaniasis visceral, sin embargo, hay otros síntomas que no se pueden pasar por alto. El perro orina mucho y tendrá una sed recurrente, presenta dolor en las articulaciones y músculos.

Cuando la enfermedad avanza mucho más y pasa a ser crónica, es donde se observan los síntomas como; insuficiencia renal y aumento en el tamaño de hígado, entre otros. No todos los perros presenta las misma sintomatología, debido a que la raza y el tamaño del perro pueden intervenir en el comportamiento de la enfermedad, así como otros factores.

¿Cómo proteger a mi perro de la leishmania?

Para proteger al perro de esta importante enfermedad, lo primero es conocer en qué momento hay más presencia de mosquitos.

Recordemos que no es cualquier mosquito, sino el mosquito flebotomo. Normalmente los mosquitos son más frecuentes en las épocas de calor o verano. Por lo que tomar algunas precauciones a tiempo es fundamental, principalmente cuando el perro vive o está expuesto a entorno rural o paseos nocturnos siendo el momento en el que los mosquitos son más activos.
Si no se le protege de ninguna manera, el riesgo de sufrir una picadura por mosquito infectado puede aumentar de un 3% a un 18%.

Vacuna contra la leishmaniasis

Las vacunas se ponen con el propósito de crear inmunidad, para evitar que enfermedades o infecciones se desarrollen. Actualmente existen vacunas indicadas para aportar inmunización en perros negativos a Leishmania, reduciendo el riesgo a desarrollar una infección activa y la enfermedad clínica tras el contacto con Leishmania infantum.

Si tienes cualquier duda sobre la salud de tu mascota visítanos. En nuestra Clínica Veterinaria Faunia te asesoraremos sobre cómo realizar un correcto plan de vacunas, desparasitaciones y nutrición.